Liposucción con laser

¿Quién no ha deseado estilizar la figura, contornear las piernas, tener un abdomen plano y eliminar esos rollitos -que a veces- ni con el ejercicio o la dieta desaparecen?

La liposucción laser es una alternativa cada vez más frecuente y segura para perfilar la silueta, resaltar curvas y al mismo tiempo mejorar el aspecto de la piel. Es una cirugía ambulatoria que debe ser realizada por un cirujano plástico experimentado, en una sala quirúrgica que cumpla con todos los estándares de asepsia y con el personal necesario: anestesiólogo, instrumentador, etc.

Por medio de pequeñas incisiones unos 2.5 mm el doctor Julio Gil y su equipo de trabajo extraen con ayuda de una cánula los excesos de grasa en la zona que el paciente desee moldear.  A veces es necesaria una lipoescultura, es decir extraer la grasa sobrante en brazos, muslos, espalda, abdomen y cara. Otras veces el paciente prefiere una lipo localizada en la mayoría de los casos en el abdomen y la espalda zonas donde se acumula con mayor facilidad la grasa.

Muchos pacientes preguntan en consulta al doctor Gil sobre los beneficios de esta técnica con respecto a la técnica quirúrgica convencional.  La liposucción con laser ofrece más ventajas que el sistema de extracción de grasa convencional. En primer lugar, es una técnica menos invasiva y traumática para el paciente, ya que el cirujano no tiene que realizar tanta fuerza como lo hace con la cánula tradicional, en la mayoría de los casos el sangrado es menor y se necesita menos tiempo bajo los efectos de la anestesia, por lo tanto es una cirugía con menos riesgos. Con la lipolisis laser el cirujano  puede trabajar con más  suavidad las zonas con depósitos grasos, en la mayoría de los casos se producen menos morados y  menos inflamación comparada con la lipo convencional.

Con esta moderna técnica europea que fue oficialmente aceptada por la  FDA en 2006 se obliga a las zonas del cuerpo intervenidas  para que liberen el colágeno, lo que provoca que la piel se retraiga y luzca más tonificada después de la cirugía. La cantidad de piel que se contrae depende de la elasticidad de la piel y del área tratada variando considerablemente de paciente a paciente. Las cicatrices son casi imperceptibles, y a veces no es necesario utilizar suturas, las incisiones son tan pequeñas que en la mayoría de las veces se pueden cerrar solas.

El doctor Julio Gil Antorveza es un prestigioso cirujano plástico, estético y reconstructivo con más de 25 años de experiencia en la lipoescultura  y otros procedimientos estéticos, está certificado por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y otras asociaciones científicas mundiales. El  doctor Gil y su equipo de trabajo se caracterizan por brindar una atención personalizada incondicional al paciente, resolver todas sus dudas antes de la cirugía y escuchar las prioridades y preocupaciones estéticas de cada uno de ellos para satisfacer sus expectativas con resultados naturales y armoniosos.

Muchas veces el doctor Gil acompaña  esta cirugía con la lipectomia o adbominaplastia esto depende de la calidad de la piel del abdomen, es  una excelente combinación para personas con estrías y/o exceso de flacidez en el abdomen. Los  resultados son grandiosos. Toda la silueta cambia notablemente. La cintura se ve delineada, la cola sobresale, la curva de la espalda se resalta y el abdomen se ve plano y sin flacidez.

Dependiendo la estatura de cada paciente y las zonas a intervenir el doctor Gil decidirá cuantos litros de grasa se pueden retirar.

Después de la cirugía el paciente debe permanecer mínimo tres días en reposo antes de retomar sus actividades laborales.  Durante los primeros 30 días  posteriores al  procedimiento el paciente debe usar una faja recubierta de algodón que ayudara a que la piel se adhiera a los tejidos, drene los líquidos y prevenga la aparición de fibrosis.

Adicionalmente, el Doctor Gil prescribe a todos sus pacientes masajes postoperatorios al menos 3 veces a la semana. Estos masajes son fundamentales para prevenir la aparición de relieves y gránulos indeseados en la piel, así mismo ayudan a acelerar el proceso de cicatrización. Para el doctor Gil y su equipo de trabajo es fundamental hacer un seguimiento detallado de la recuperación del paciente, por esta razón exige a sus pacientes tres controles por semana, y el seguimiento estricto de todas sus recomendaciones. Por ningún caso el paciente debe auto medicarse. El doctor Gil ofrece un chat online permanente las 24 horas del día que le permiten al paciente comunicar cualquier anormalidad y recibir una atención y acompañamiento constante.